domingo, 2 de abril de 2017

Recordando mi infancia

Vi este cuestionario en blog de Itaca y me pareció muy interesante, ya que me encanta recordar mi infancia como mucho sabéis.

1. ¿Tienen tus padres algún libro de recuerdos de cuando eras pequeña? 
No, yo creo que de aquella no se estilaban este tipo de libros. Además, casi no tengo ni fotos mías ya que mis padres no eran nada aficionados a la fotografía y la cámara de retratar (como se decía antes) que andaba por casa estaba estropeada. Las pocas fotos que tengo son gracias a mi tía que era empleada de Kodak y, por tanto, era la fotografa de la familia.

2. ¿Sabes si te llamaron así por alguna otra persona?
 
No, pero fue una idea que le dio una mujer a mi madre un año antes de nacer yo. Es una historia triste (mis padres perdieron al primer hijo a las pocas horas de nacer) y en la habitación del hospital estaba una mujer que le había pasado lo mismo y decidió ponerle Jesús a su primer hijo. Así que mi madre pensó que si tenía un niño sería Jesús y si fuera una niña María Jesús y así fue. Por cierto, esa mujer trabajaba en la casa de una persona de la familia real.

3. ¿Conoces que otros nombres barajaban tus padres? 
Ya está contestado en la anterior pregunta.

4. ¿Tu primer recuerdo?
 
Con 1 año y pico entrando en una casa de un familiar a la que nunca más volví. Mi madre flipa con este hecho, pero es verdad.

5. ¿Tus padres te leían o contaban historias?
 
Recuerdo a mi padre contándonos los cuentos tradicionales a su manera e inventándose todo (por ejemplo Blancanitas y los 7 enanieves). Y mi madre se inventó una historia cuando tenía que dejarnos por la tarde a mi hermano y a mí porque mi abuela se estaba muriendo. Decía que se iba a la luna... También cuando fregaba el baño y tiraba de cadena decía que se iba con las ratitas. Y yo me lo creía jejeje...

¿Recuerdas cuales?
 
Ya está contestada. 

6. ¿Cuando eras pequeña te acuerdas de lo que querías ser de mayor? 
Al principio azafata de vuelo, luego enfermera, profesora... ya véis que todo profesiones  donde casi todo son mujeres. 

7. ¿Tenías algún profesor favorito? 
Pepita la de 3º de E.G.B. que era como nuestra abuela. La pobre, al año siguiente se tuvo que jubilar de la guerra que le dimos. Un día tuvo que subir una tila, otro se tuvo que ir a casa antes de tiempo... Luego en B.U.P. recuerdo tener un profesor de matemáticas pendientes de 1º de B.U.P. que era encantador y alguna profesora de historia que me hizo adorar esta asignatura. 
8. ¿Cómo solías ir vestida al colegio? 
Con un uniforme de falda azul que era bonito pero que acabé de él hasta los pelos.

9. ¿A qué solías jugar?
 
Ufff... la lista es interminable: a la goma, al rescate, al escondite, a la cuerda... Y en casa a ser profesora (le ponía deberes a mi hermano y todo) o a que mi hermano era una niña y se llamaba Cristina (jajaja.... tenía 5 años y cuando le puse un vestido un día mi madre casi me mata). 
 
10. ¿Tenías alguna casita de juguete? 
Tenía como una caja colgada y pintada de rojo que pintó mi abuela donde colocaba todas mis muñecas (con las que casi no jugaba).

11. ¿Algún recuerdo de tu familia en vacaciones?
 
Cuando fuímos a Estepona (Málaga) sobre todo. 

12. ¿Y alguno de tus primeros cumpleaños o Navidades? 
Recuerdo cuando cumplí 5 años lo celebré con los vecinos de la casa pero casi no comieron nada ya que es al día siguiente de la Navidad y la gente está muy llena de comida. Así que lo que empezamos a hacer es ir al cine mis padres, mi hermano y yo. Las Navidades siempre fueron con poca gente, alguna vez recuerdo ir el 24 a casa de mis abuelos paternos y el día 25 venía a mi casa mi abuelo materno. 

13. ¿Heridas memorables? 
jejeje... fuí muy torpe y eso que gateé y dicen que si gateas sabes caer mejor, pero a mí no me funcionó, ya que estaba todo el día en el suelo y por eso me salieron muchas heridas en la rodilla. También un dia con la bici me caí y me quedé sin poder hablar (dicen que porque me debí de dar en el bazo) o aquel día que no sabia todavía andar en bici y mi prima me giró, caí y me salió una brecha en la frente. Otro día me dí con un tiesto y recuerdo que no paraba de gritar en la camilla del puesto de socorro... Tengo muchas heridas de la infancia, sí. 

14. ¿Primera mascota? 
Una pajarita monísima que piaba y que un día se escapó. Luego tuvimos muchos pájaros, como un jilguero que no cantaba y era muy aburrido. También tuvimos algún pez y poco más, ya que en mi casa no somos de animales. 




15. ¿Tus abuelos te solían contar historias de juventud? 
A mi abuela paterna le encantaba contar historias y no paraba de contar batallias
16. ¿Tu entretenimiento favorito de pequeña?
Ver la programación infantil de la tele. 
 17. ¿Recuerdas la llegada de algún nuevo invento a tu casa? 
La tele en color y el vídeo VHS, que llegó junto con un equipo de música y vaya lío con las instrucciones. 

18. ¿Tenías TV? 
Es evidente. 
¿Blanco y negro o color?
Ya contesté antes, al principio la teníamos en blanco y negro y recuerdo mirar embobada los escaparates viendo teles en color. Era un mundo tan diferentes. Así que cuando llegó la de color a mi casa fue como descubrir un mundo nuevo donde veías que Iñigo tenía los ojos azules. 
¿Cuántos canales? 
La 1 y La Segunda o UHF. En la adolescencia llegaron Antena 3, Tele 5 o Canal +. 

19. ¿Te mudaste alguna vez de pequeña? 
Con 12 años. 

¿Recuerdas cómo fue?
Sí, pero no era consciente de lo que significaba aquelo. 

20. ¿Recuerdas algún desastre natural en el que se viera involucrada tu familia? 
¿Se acepta aquella vez que jugando al 1, 2, 3... desenrollé todo el rollo de papel higiénico? 

21. ¿Algún recuerdo musical? 
Muchos. Uno muy gracioso fue cuando mi madre, toda ilusionada, compró la cinta de la música de Willy Fog en un bar pensando que eran Mocedades los que cantaban. El chasco fue cuando llegamos a casa y comprobábamos que las voces eran de unos aficionados. Así que la cinta no se escuchó más. 

¿Qué canciones se oían en tu casa? 
Mis padres no ponían discos, así que la música era la de la radio o la de la televisión. Sobre todo recuerdo a Parchis, Teresa Rabal, Regaliz, Chispitas... 

22. ¿Algo que te enseñase un miembro mayor de tu familia? 
A ser buena persona y respetar al prójimo como a ti mismo. También a ser agradecido. Me quedo con eso. 

23. ¿Marcas de tu infancia? 
La colonia Chispas, mi primera colonia. También Nocilla, Nesquik, Galerias Preciados, Telefunken. Me encanta el mundo de las marcas y me encantaba la publicidad de aquellos años. 
24. ¿Coleccionabas algo? 

Hacía colecciones de cromos como las de Willy Fog con Danone. Y otras como Mis casitas, Festival, Días Felices o Candy Candy. 

25. ¿Tu recuerdo de infancia favorito? 
La cabalgata de Reyes y la noche de la víspera, por ejemplo. También el día de la loteria con los niños cantando la retahíla de los premios, que eran en pesetas (con el euro sobra música).

lunes, 13 de marzo de 2017

Canción para hoy: Where the streets have no name-U2

El pasado 9 de marzo se cumplieron 30 años de la publicación del mítico disco de U2, The Joshua Tree, uno de los mejores discos de la historia de la música. En él encontramos canciones que ya son auténticos himnos como I still haven't found what I'm looking for, With or without you o la que voy a subir hoy: Where the streets have no name

 Resultado de imagen de u2 joshua tree



El principio de esta canción es memorable con un crescendo digno de enmarcar. La letra está inspirada en una historia que escuchó Bono sobre las calle de Belfast, Irlanda del Norte, donde la religión y procedencia de una persona se hacen evidentes al saber la calle en la que vive. Parece ser que casi no la incluyen en el disco debido a los problemas que les dió su grabación. Para matarlos, vamos. Espero que os guste y que empecéis bien esta semana.





I wanna run, I want to hide
I wanna tear down the walls
That hold me inside.
I wanna reach out
And touch the flame
Where the streets have no name.

I wanna feel sunlight on my face.
I see the dust-cloud
Disappear without a trace.
I wanna take shelter
From the poison rain
Where the streets have no name
Where the streets have no name
Where the streets have no name.

We're still building and burning down love
Burning down love.
And when I go there
I go there with you
(It's all I can do).

The city's a flood, and our love turns to rust.
We're beaten and blown by the wind
Trampled in dust.
I'll show you a place
High on a desert plain
Where the streets have no name
Where the streets have no name
Where the streets have no name.

We're still building and burning down love
Burning down love.
And when I go there
I go there with you
(It's all I can do).

lunes, 6 de febrero de 2017

Canción para hoy: Lo niego todo-Joaquín Sabina

Últimamente no me prodigo mucho por estos lares que digamos. Entre que mis lecturas son escasas y mi tiempo limitado y encima llevo 2 semanas con una gastroenteritis que volvió cuando no se había ni ido (todo por no seguir la dieta adecuada), lo cierto que por el blog casi ni entro.

Y mucho menos subo canciones, pero claro cuando llega tu cantautor de referencia (léase Joaquín Sabina) y después de estar casi 2 décadas sin sorprenderte con algo nuevo te muestra su nuevo tema y te hace darte cuenta de que no, que Sabina, todavía tiene cuerda para rato, te hace querer contarlo todo en el blog (y yo cuando lo cuento todo, lo cuento todo, ya sabéis…).

Su nueva canción se denomina Lo niego todo donde hace un resumen de toda su vida, citando todas sus etiquetas que le llevan poniendo, algunas ciertas, otras quién sabe… pero el caso que él lo niega todo…. Incluso la verdad. Muy en la línea de él, como no. 




El video-clip también me encanta. Trata de un casting para hacer, se supone, el musical de él mismo. Por ahí desfilan, entre otros, Leiva o Benjamín Prado, que tratan de hacer de él en sus diversas épocas. También encontramos guiños a canciones como Pacto entre caballeros o Y nos dieron las 10. Y sale mucha gente como sus propias hijas (Carmela es la que está en el tren leyendo el periódico que habla de él), Mara Barros (que le acompaña en sus giras desde hace años), la actriz Macarena García, Pancho Varona o Rikar Gil, actor que hace de regidor y a quien va dedicado el vídeo, al fallecer hace pocos días en un accidente de moto. (DEP).

Creo que como todo el disco sea igual que esta canción, va a tener razón el de Úbeda cuando le dijo a Risto que iba a ser un disco a la altura de 19 días y 500 noches. Y yo que decía que lo tenía todo hecho ya… Lo voy a tener que negar todo. 


Ni ángel con alas negras
Ni profeta del vicio
Ni héroe en las barricadas
Ni ocupa, ni esquirol
Ni rey de los suburbios
Ni flor del precipicio
Ni cantante de orquesta
Ni el Dylan español

Ni el abajo firmante
Ni vendedor de humo
Ni juglar del asfalto
Ni rojo de salón
Ni escondo la pasión
Ni la perfumo
Ni he quemado mis naves
Ni sé pedir perdón

Lo niego todo
Aquellos polvos y estos lodos,
Lo niego todo
Incluso la verdad

La leyenda del suicida
Y la del bala perdida
La del santo de oro
Si me cuentas mi vida,
Lo niego todo.


sábado, 7 de enero de 2017

Reseña de Mi Isla-Elisabet Benavent


Título: Mi Isla
Autora: Elisabet Benavent
Editorial: Suma de Letras
Nº de Páginas: 528
Año de Publicación: 2016


SINOPSIS: 

Maggie vive en una isla y regenta una casa de huéspedes…
Maggie tiene un huerto y casi siempre va descalza…
Maggie no quiere recordar por qué está allí; duele demasiado…
Maggie ha renunciado al amor y es complicado explicar los motivos…
hasta que conoce a Alejandro…
y la calma da paso a una tormenta de sensaciones…
y a la posibilidad de que tal vez sí se puede empezar de nuevo.


ELISABET BENAVENT, LA AUTORA:

Elisabet Benavent (Gandía, 1984) es Licenciada en Comunicación Audiovisual y completó sus estudios con un Máster en Comunicación y Arte en Madrid, ciudad en la que reside desde entonces.

Today Deal $50 Off : https://goo.gl/efW8Ef
Elísabet Benavent (Gandía, Valencia, 1984) es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia y máster en Comunicación y Arte por la Universidad Complutense de Madrid y en la actualidad trabaja en el Departamento de Comunicación de una multinacional. 





Su pasión es la escritura. Hace unos meses autopublicó En los zapatos de Valeria en Internet y reunió a un ejército de nuevos lectores que empezaron a interesarse y a hablar en redes sociales de las peripecias de Valeria y de sus amigas. El sueño de Elísabet era ver su novela en papel y se ha hecho realidad.


IMPRESIONES: 
 

Quienes me leéis asiduamente, sabréis que desde que leí la tetralogía de Valeria (de la que, en principio, me resistía a leerla) me hice incondicional a esta escritora de la que leo todo lo que escribe. Y quitando su trilogía más erótica, las demás no me decepcionaron en absoluto y cumplieron mis expectativas. 

Así que después de leer la bilogía de Martina (ambientada en el exquisito mundo de la Alta Cocina) me metí de lleno en la última que, de momento, tiene publicada: Mi Isla, que tanto por su título como por su portada puede inducir a pensar que se trata de una historia frívola para pasar las tardes de verano leyendo en la playa o en la piscina. Sin embargo, como os ya os contaré, no es así y, más bien se trata de su novela más seria. 
  
Mi Isla es una novela autoconclusiva que no pertenece a ninguna serie, ni bilogia ni nada por el estilo. La protagonista se llama Maggie y, después de dejar su Barcelona natal y su Madrid adoptivo donde ejercía de personal shopper y se codeaba con lo más selecto de la capital, decide montar una especie de pensión en una casa de una isla del Mediterráneo que le deja en herencia su abuela. Ahí vive una existencia casi anodina donde camina descalza por el pueblo y todo. Como veis, una vida alejada totalmente del ajetreo de la gran ciudad y de los tacones de Manolo Blahnik, a los que era tan asidua. 



Today Deal $50 Off : https://goo.gl/efW8Ef
Elisabet Benavent (Gandía, 1984) es Licenciada en Comunicación Audiovisual y completó sus estudios con un Máster en Comunicación y Arte en Madrid, ciudad en la que reside desde entonces.

Today Deal $50 Off : https://goo.gl/efW8Ef
Elisabet Benavent (Gandía, 1984) es Licenciada en Comunicación Audiovisual y completó sus estudios con un Máster en Comunicación y Arte en Madrid, ciudad en la que reside desde entonces.

Today Deal $50 Off : https://goo.gl/efW8Ef
 

Today Deal $50 Off : https://goo.gl/efW8Ef
 
Sin embargo, todo cambiará el día que aparece en la pensión un chico guapísimo llamado Alejandro y que trastocará sus planes totalmente. 

Poco a poco, iremos sabiendo más sobre la identidad del misterioso y atractivo Alejandro. Para mi gusto ha sido el gran personaje de la novela en todos los sentidos: bien dibujado, con una personalidad y vida de lo más atrayente y con un gran corazón en su interior. La relación entre Maggie y Alejandro es complicada desde que empieza, ya que él pertenece a un mundo donde es imposible vivir en una isla apartada de la civilización, prácticamente. Aún así, ella decide dejarlo todo por él y retomar su anterior vida ya sea en Madrid o donde sea. 


 
Pero la relación empieza a tambalear y no por Alejandro, como podría parecer aparentemente, sino por Maggie. De verdad, que en ocasiones me apetecía partirle la cara, os lo juro. Pero claro, todo tiene una explicación y es cuando la historia toma un cauce totalmente dramático (ya os decía al principio que de novela simple para el verano nada de nada). Los que habéis leído a esta escritora, sabréis que sus novelas beben de las fuentes del chic-lit con protagonistas femeninas ocupando selectos puestos de trabajo y hombres atractivos e interesantes. Pero también nos encontramos con historias con que nos podríamos encontrar en la vida real. Y eso es lo que más me gusta de estas novelas: que son veraces y con las que nos podemos identificar. 

Mi Isla está narrada en primera persona, normalmente por la propia Maggie. Algunos capítulos es Alejandro el encargado de narrar los hechos, lo que hace que le conozcamos mejor. Como os comentaba, Alejandro me ha encantado, pero no tanto por su atractivo físico imponente si no por su personalidad. Me ha parecido un ángel en todos los sentidos. 

Los personajes secundarios no se quedan atrás tampoco. Nuevamente, la protagonista tiene un grupo de amigas, pero esta vez son odiosas a más no poder. Sobre todo una, que para mi gusto le podía haber sacado más partido todavía de lo mala que puede llegar a ser (yo creo que no lo dio todo en la trama). Hay otra amiga, en cambio, que se llama Irene, que me gustó mucho ya que siempre la tiene cuando quiere y que la apoya en todo momento. También aparecen los padres y hermanos de ambos pero tienen menos protagonismo. 

Eso sí, hay un personaje secundario (o de reparto, que dirían los de la Academia de Cine) que me ha cautivado y que es Mercedes, una ancianita que vive en la isla y que se convierte en el paño de lágrimas de Maggie. Esa mujer que podría ser su madre o su abuela, casi, pero con la que se entiende de maravilla y la ayuda de verdad, no como alguna de sus amigas que son más de su edad y a veces te preguntas si no son sus enemigas más bien. Pero, ¿a quién no le pasó eso alguna vez en la vida?

En la historia aparecen ciudades como Madrid, Nueva York y algo de Barcelona. La isla donde vive Maggie y que tanta importancia tiene en el desarrollo de los hechos nunca sabremos qué isla es; sólo que está en el Mediterráneo y que no es una isla muy turística que digamos. No sé si la autora se referirá a una isla en concreto o será un producto de su imaginación. 



La novela está dividida en 5 partes y acaba con un epílogo, que yo creo que es como acaban todas las novelas de Elisabet Benavent y que tanto me gustan. La propia Maggie nos contará cómo acabó esa historia de amor tan complicada y atormentada que empezó en una isla, tan tranquila y tan sosegada (paradojas de la vida, ya veis). Y, en el trascurso de la historia, aparece el restaurante de Martina. De verdad, que me encantan que los escritores hagan guiños de sus anteriores novelas y hagan cruzar unos personajes con otros en algún momento. Y, quien sabe, si alguna vez nos encontraremos a Maggie o a Alejandro en las sucesivas historias que espero que vuelva a escribir Elisabet (ya os soplo -aunque no es ningún secreto- que dentro de nada aparecerá su próxima novela que va a dar lugar a una bilogía). 

 
CONCLUSION: 

Otra vez Elisabet Benavent (o Beta Coqueta) me ha conquistado. Me ha hecho meterme en la historia desde el minuto cero y en ningún momento me ha aburrido. Es más, esta novela he tardado mucho más de lo normal en acabarla (algo que odio ya que me hace perder el ritmo) y nunca me he sentido perdida ni con tentaciones de dejarla abandonada. Había días que ni la tocaba por falta de tiempo pero siempre que la cogía tenía la sensación de que eran unos amigos que me estaban esperando para contame qué les ocurría. Cuando acabé, sentía que los conocía de toda la vida y me pregunté qué que sería de ellos. Y, lo vuelvo a repetir, espero encontrármelos alguna vez, de nuevo, aunque sea sólo a través de un renglón. Así que, si queréis leer una historia no muy difícil de leer pero a la vez interesante y con unos personajes que te hacen sentir y vibrar, Mi Isla no te defraudará, os lo aseguro. MUY RECOMENDABLE.

 
 
















lunes, 2 de enero de 2017

Reseña XS: Martina en tierra firme-Elisabet Benavent

Hace meses que no subo una reseña. Bueno, ya no es que no suba una reseña, es que ni si quiera acabo un libro desde hace tiempo, así que es evidente mi ausencia en el blog. Todo es porque mi vida dio un giro inesperado hace 2 años y repercutió en mi afición lectora, como no. Empecé a tener menos tiempo y el poco que tenía, no lo podía emplear en leer como hubiera querido. Para colmo, cuando pensé que podía leer mucho más, había perdido el hábito y fue imposible recuperarlo como pretendía. 
  
Y ahora que me hallo recuperando hábitos anteriores por estas cosas que aprendí en Mindfulness (del que en otro momento os hablaré), quiero empezar a leer de nuevo. De momento estoy retomando el blog, que ya es un logro. Lo de leer me está costando algo más, no lo niego. Y, mirad que llevo meses con un libro que me está encantando, pero os contaré un pequeño defecto que tengo y que quiero controlar: soy adicta a las redes sociales. Yo soy de las que empieza con el móvil de aquí para allá y no puedo parar. Al final me dan las tantas y al final, no leí nada de nada, ya que el dichoso smarthphone ocupó todo mi tiempo. Así que, el propósito que me hago este año (que ya aviso que va a venir movidito y con novedades) es el de leer otra vez. ¿Lo conseguiré? Ya os iré contando... 

Y como el año pasado me quedó una reseña pendiente del último libro que logré acabar, os paso a contar en modo Reseña XS. Y bueno, ya sabéis aquello de “lo breve sin bueno 2 veces bueno”: 

 
Martina en tierra firme, como sabréis, es el segundo libro de la bilogia de Martina de la autora Elisabet Benavent, de la que soy ferviente seguidora desde que me cautivase a más no poder con su tetralogía de Valeria. El primer libro, Martina con vistas al mar me encantó, como no, así que no me pude resistir a leer el segundo. En la primera entrega, Martina se quedaba muy perdida, ya que su “Pablo Problemas” ya no era su novio pero sí su jefe. Pablo será el personaje que más evoluciona, sin duda. Sus amigas, Amalia y Sandra darán mucho juego también. Es un libro que no me decepcionó nada, como casi todo lo que leí de esta escritora. Nuevamente, logra describir unos personajes de manera magistral que te hacen adentrarte en sus historias como si fueran una parte tuya. Otra vez, cuando terminé con la saga, me daba la sensación de que me despedía de unos amigos a los que iba a echar mucho de menos. Eso sí, lo mejor fue el epílogo final. Esta vez, la autora se salió ya que fue apoteósico y de esos que te gustaría releer una y mil veces. Para colmo, aparecen unos personajes muy queridos para todos sus lectores y que yo creo que nos sacaron una sonrisa que otra. ¡Quién iba a decir cómo iban a aparecer y hasta que punto iban a tener que ver en el desenlace de la historia! Con este libro la saga de Martina queda cerrada y más que cerrada, aunque ya vi que su famoso restaurante aparece en Mi Isla, que es el libro que estoy leyendo ahora y que me está encantando también (y que espero acabarlo de una vez por todas).

Le voy a poner la máxima nota y espero estar aquí dentro de poco con la reseña de Mi Isla: será señal de que acabé... y de que estoy recuperando hábitos en mi vida. ¡¡¡FELIZ AÑO A TODOS!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...