sábado, 18 de noviembre de 2017

10 libros aclamados pero que a mí me decepcionaron



Hay libros que son muy aclamados por la crítica y el público y, que parece que nos tienen que gustar a todos por igual. Sin embargo, no sé si por el hecho de ir con las expectativas muy altas, ese libro (o autor) tan alabado, a uno no le gustó de esa manera. O más bien no le gustó nada. A mí me ha pasado con estos 10 libros (en un caso ya veréis que es una autora en concreto). Son obras que gustaron mucho a la gente y yo, la mayoría de las veces, fui incapaz de acabarlos (la mayor parte de las veces no pasé de los primeros capítulos). Ya sé que igual esta entrada me va a costar algún seguidor que otro, pero ya os digo que no pretendo menospreciar a la gente que le gustó ni nada por el estilo, ya que soy de las que opino que sobre gustos no hay nada escrito y que no se puede hablar de mal gusto, por tanto, si no de diversidad de opiniones. Os paso a contar: 


1. Yo antes de ti (Jojo Moyes): Este es el último libro que se ha metido en la lista. Lo cogí hace poco de la biblioteca, ya que desde unos años oí hablar de que era maravilloso y muy emotivo. Y como, además, hay película, razón de más para querer leerlo. Fijaos, que en principio no me llamaba la atención y yo creo que era porque me olía que no me iba a gustar, como así ha sido. Nada más empezar me di cuenta de que estaba fatal escrito y que la escritora, al menos a mí, no me transmitía nada. Cuando llevaba unas 50 páginas o así, decidí cerrarlo ya que me producía bostezos más que otra cosa. 



 

2. El Principito (Antoine de Saint-Exupéry): Ya sé que es muy osado por mi parte incluir uno de los grandes clásicos de la literatura. Y lo lamento, pero a mí El Principito no me gustó nada de nada. Es una historia que me dejó igual, que no logré entender y que al querer releerlo hace poco, ni si quiera lo acabé. Lo siento por los fans acérrimos pero El Principito no va conmigo. 



3. El Médico (Noah Gordon): Otro libro que me habían vendido como una grandísima novela que te bebes en un pis-pas y que yo tuve que cerrar por el aburrimiento que me estaba produciendo. En ningún momento logró captar mi interés y hasta creí si no me había equivocado de historia. 



4. Las cenizas de Ángela (Frank McCourt): Fue un libro que arrasó a finales de los 90 y que yo siempre quería coger en el Círculo. Y menos mal que no lo hice ya que creo que hubiera sido uno de los grandes arrepentimientos de mi vida. Y es que de esta novela no fui capaz ni de acabar el primer capítulo de lo mala que me estaba pareciendo. Recuerdo que cuando leí en la portada que era un Premio Pulitzer ya me olió mal… pero cuando lo empecé y vi su escasa calidad literaria y que estaba lleno de canciones irlandesas soporíferas y tristonas, decidí no seguir con él. No digo más sobre lo que pienso porque tampoco quiero herir sensibilidades ajenas. Pero vamos, que de Las cenizas de Ángela tengo un pésimo recuerdo. Lo siento por sus fans pero así es. 







5. La sombra del viento (Carlos Ruiz Zafón): Es un libro al que le tenía ganas y que por eso me puse tan contenta cuando me llegó en una edición del bloguero invisible de hace años. Pero cuando lo empecé, lo tuve que dejar enseguida ya que me parecía muy raro y no lograba engancharme. Sin embargo, tras haber leído Ella lo sabe, que está dedicado a esta novela, he decidido darle otra oportunidad. A ver si esta vez me gusta más. 



6. Todas las novelas de Ágatha Christie: Esta vez no es una novela si no todas las de una autora. Y sí, los que me seguís desde hace tiempo ya sabéis que la reina de la novela negra por excelencia no me gusta absolutamente nada. Y mirad que me gusta la novela policíaca y que esto, por tanto, es una contradicción en toda regla ya que es como si a un amante del flamenco no le gustase Camarón. Pero lo cierto, que no puedo con esta mujer; yo no sé si es porque está mal traducida o qué,  pero el caso que es empezar una novela de ella y tenerla que dejar por aburrimiento. 



7. Drácula (Bram Stoker): Otro clásico de la literatura del que había escuchado hablar maravillas de él y que tuve que dejar porque en ningún momento logró captar mi interés. Y eso que probé con él 2 veces pero ni con esas. Lo siento, pero es así. 



8. El Señor de los anillos (J.R.R. Tolkien): Yo tengo la teoría de que el 90 y tantos por ciento de la gente que dice que ha leído este libro es mentira ya que es un libro que no está precisamente escrito de una manera sencilla y que pueda gustar a todo el mundo. Yo lo empecé a leer varías veces y lo tuve que dejar por imposible. Lo siento, pero me resulta soporífero. 


 

9. El guardián invisible (Dolores Redondo): De este libro hice una reseña poniéndolo por las nubes de la que me arrepentiré toda la vida. Ahora opino que El guardián invisible es la novela más sobrevalorada de los últimos tiempos: escritura floja, personajes sacados de una novela romántica mala y una intriga policial que luce por su ausencia. Lo único que merece la pena es la ambientación en el valle del Batzan. Por lo demás, una novela que quizá tuvo demasiada suerte.


 
10. De parte de la princesa muerta (Kenizé Mourad): Una novela a la que tenía muchas ganas y que dejé enseguida porque no me gustaba cómo estaba escrita. 



Ya veis que la mayoría ni los acabé ya que no me gusta perder el tiempo con lecturas aburridas. Y bueno, espero no haber molestado a nadie con este ranking de mis lecturas decepcionantes
 



miércoles, 8 de noviembre de 2017

Reseña: Patria-Fernando Aramburu


Título: Patria
Autor: Fernando Aramburu
Nº de Páginas: 648
Año de Publicación: 2016
Editorial: Tusquets Editores S.A. 

SINOPSIS: 

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.

FERNANDO ARAMBURU: 

Narrador, poeta y ensayista español nacido en San Sebastián en 1959. 

Es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Zaragoza y trabajó en revistas impulsando la cultura. 



Como novelista, se dio a conocer con Fuegos con limón, en 1996. Su novela El trompetista del Utopía (2003) fue adaptada al cine por Félix Viscarret con el título Bajo las estrellas. Como poeta ha publicado varios poemarios bilingües, en español y euskera, tales como Ave Sombra (Itzal Hegazti, 1981) o Bruma y conciencia (Lambroa eta kontzientzia, 1993).

En 2016 publicó Patria, un libro que generó un éxito por parte del público lector y muy buenas críticas, otorgándole el Premio de la Críticas y el Premio Francisco Umbral al Libro del Año en el 2017. 


IMPRESIONES:  

Tenía muchas ganas de leer este libro, ya que me hablaron muy bien de él en la Feria del Libro de Gijón. Así que, después de mucho esperar en la biblioteca de mi barrio, al final me hice con él. Estas son mis impresiones: 


Patria gira en torno a la historia de 2 familias de un pequeño pueblo del País Vasco. Ambas tienen enorme relación, sobre todo las 2 mujeres: Bittori y Miren. Sin embargo, con la llegada de ETA ambas se distancian hasta tal extremo que se dejarán de hablar e incluso Bittori decide abandonar el pueblo. Cuando ETA deja de matar, Bittori vuelve al pueblo y es cuando recuerda cómo fueron aquellos tiempos donde incluso se acababan las relaciones familiares y amistades por motivos políticos difíciles de entender (por no decir imposibles). 


El tema de ETA nunca me pasó desapercibido, ya que soy de una generación que vivió los momentos más crueles de este país por culpa de dicha banda terrorista. Desde pequeña recuerdo como muchas mañanas me levantaba con la noticia de algún atentado (no digo nada cuando tuve que ver ese telediario con aquella madre y esa hija que habían sido mutiladas al coger el coche… estaba comiendo y luego tenía que ir a clase). Era un conflicto que parecía no dar tregua y cada vez que mataban a alguien se hacían manifestaciones pero sentíamos que era todo inútil. Fueron muchos pero muchos años con muertes injustas de gente inocente que morían a manos de quienes pedían “libertad” de su pueblo. 


El libro comienza cuando ETA decide abandonar las armas. A través de las 2 familias amigas vamos conociendo cómo se sienten y sintieron no sólo las víctimas del terrorismo sino también la otra parte, la de los asesinos. Esta parte es la más original de la novela, ya que el autor no sólo se centra en los inocentes si no también en los terroristas. Cada una de las familias protagonistas pertenece a uno de los bandos y de esta forma vamos conociendo qué sentían unos y otros. La novela se centra más en los sentimientos que en las razones políticas del conflicto. Y eso es lo que hace a esta historia diferente: que vemos cómo vivían y convivían unos y otros; cómo pensaban y cómo defendían sus ideas (aunque, evidentemente, con los terroristas no pueda compartir su opinión). Pero es cierto, que conoces porque pensaban así, qué era lo que les llevaba a defender esa violencia (ya os digo que lo que más me chirrió fue lo pensaba el cura del pueblo…). 

Antes de empezar el libro y al saber de lo que iba ya pensé que la familia del etarra me iba a caer mal. Y, bueno, para mi sorpresa es donde me encontré con los personajes que mejor me cayeron. Por supuesto, que no están de acuerdo con su familiar pero se encuentran con el conflicto de que es un miembro al que quieren pero que odian lo que hace… Sobre todo me encantó el personaje de Arantxa; un personaje que dará mucho juego y que se encuentra en una situación nada fácil en su vida. 


La novela no está narrada de manera lineal sino que los capítulos van alternando diferentes épocas. A través de los mismos vamos conociendo a los protagonistas: cómo eran sus vidas, lo que estudiaron, cómo conocieron a sus parejas… Incluso hay una historia de amor que me encantó de una de las protagonistas con un extranjero en sus tiempos de estudiante, De verdad que esta historia me cautivó tanto que cuando me encontraba en ese punto de la lectura, era lo que más me gustaba. Recuerdo que me tenía en vilo saber cómo iba a continuar. 



No se puede decir que en líneas generales haya sido una novela que me mantuviera enganchada en todo momento y no podía dejar de leer pero al final me di cuenta que con razón me decían en la feria que os comentaba que era una grandísima novela que iba a pasar a la historia. Llega un momento que notas que estás totalmente metido en la misma y que empatizas con las 2 partes. Es una novela donde abunda el diálogo sobre la narración pero no por ello le quita calidad, si no de que esta forma el autor ha querido que el peso de la historia recaiga sobre los protagonistas porque, al fin y al cabo, ellos son los que vivieron aquellos años. Además, es tan real todo que por un momento piensas si no será una historia verdadera y esas familias existieron en realidad. Y sí, quizá muchas cosas pudieron ocurrir…

 
    
CONCLUSIÓN: 

Patria es una gran historia que no debe dejar escapar nadie. Para los que vivimos el conflicto, así vemos cómo era todo desde los 2 puntos de vista (no sólo desde uno). Y para los que no lo vivieron, a través de ella podrán conocer una parte de nuestra historia reciente que conviene no olvidar. El destino quiso, además, que la leyese mientras estaba ocurriendo los acontecimientos del indepentismo catalán, de la misma índole que el conflicto vasco (pero gestionado de manera diferente). Así que eso me hacía interesarme más por la historia si cabe. Cómo veis, Patria, no puede ser más actual. IMPRESCINDIBLE

 




viernes, 3 de noviembre de 2017

Las 10 mejores canciones del inolvidable 1987

Antes de que acabe 2017, voy a hacer un ranking de las mejores canciones que se escuchaban hace 30 años; esto es, en 1987. 

Ese año fue clave para mí por muchas cosas que marcaron el destino de mi vida (para lo bueno y para lo malo). Recuerdo que estaba en aquello que se llamaba 7º de EGB, en plena preadolescencia y con todo lo que conlleva esa etapa. 



Es cuando empiezas, entre otras cosas, a perfilar tus gustos musicales. Yo tuve la suerte de vivir todo esto en un año memorable musicalmente hablando: 1987. Como iréis comprobando todos los temas pasaron a la historia y todavía se escuchan a todas horas. Os paso a contar: 

1º: The final countdown-Europe: Sin duda, la canción de aquel año (aunque salió un año antes la incluyo aquí también). No paraba de sonar en todas partes. Europe es un grupo sueco que salió en un programa de José Luis Moreno que echaban los viernes y recuerdo que el lunes siguiente estaba toda mi clase revolucionada. Yo no lo vi pero enseguida empezaron a salir en revistas de jóvenes que con sus melenas ochenteras daban un toque roquero al pop de aquellos años. Nos gustaban a todas. La canción ya es un clásico.


  


2º: Living on prayer-Bon Jovi: Esta canción la descubrí en los coches de choque de las fiestas de mi antiguo barrio de Madrid. Ya sabéis que los coches de choque eran la discoteca de la feria donde sólo faltaban las bebidas. Yo iba con mi pandilla todas las tardes y esta canción me encantaba. Me dijeron que se llamaban Bon Jovi. También salían en el Súper Pop y junto con los Europe eran los melenudos que nos gustaban a todas. Este grupo tuvo más suerte, quizá porque su boom no fue tan a fuerte como el de los suecos y, también, supieron adaptarse a los cambios de los 90. El Living on a prayer ya es el emblema de los de Nueva Jersey y nunca falta en sus conciertos. Y es que es un temazo que sobrevirá para siempre. 




3º: Brother Louie-Modern Talking: Este dúo alemán tuvo enorme éxito en esos años. También salían en las revistas de adolescentes y había quien era del rubio y quien del moreno. Ahora se sabe que eran un poco Milli Vanilli pero sin llegar a los extremos de aquellos: en este caso sólo cantaba uno y era el moreno. El rubio se limitaba a mover los labios.




4º: Cien gaviotas-Duncan Dhu: Después de 3 temas en inglés, toca un tema en español. Desde la bella Donosti nos llegó un trío liderado por Mikel Erentxu (el del diente roto) que tuvieron gran éxito a finales de los 80. Luego quedaron en dúo y con los años tanto Mikel Erentxu como Diego Vasallo decidieron hacer carreras en solitario. Este tema de las gaviotas es uno de los más recordados de los 80 y que a más de uno nos retrotrae a nuestros años en la EGB. Y hay hasta una versión en forma de tributo donde cantan David Summers, Iván Ferreiro, Alex Úbago, entre otros. 






5º: It's a sin-Pet Shop Boys: Si hay un país que nos ha dejado memorables grupos musicales este ha sido UK (empezando por The Beatles, of course). Este dúo llegó a tener un tema que todavía se versiona en los estadios de fútbol. El It's a sin fue una de mis canciones preferidas de aquel año. Y como decimos los de la EGB: "no somos nostálgicos, lo que pasa que no hay nostalgias como las de antes".




6º: Papa don't preach-Madonna: Después de tantos hombres en la lista toca el turno de una mujer. Y qué mejor que hacerlo con la diva por excelencia del pop: Madonna. Yo la adoraba y me gustaban todas sus canciones. Esta habla de una chica que quiere abortar y recuerdo que fue un clásico en las coreografías que nos inventábamos en la clases de Educación Física. 



7º: Faith-George Michael: Si hubo un cantante icónico en los 80, éste fue George Michael. Primero con su dúo Wham y luego en solitario, el británico nos dejó éxitos inmortales como éste. Estas navidades se cumplirá el primer aniversario de su muerte. Fue su "last Christmas".



8º: Pacto entre caballeros-Joaquín Sabina: Quién me iba a decir a mí aquel año que el "Sabina, ese que canta" se iba a convertir en un referente musical con el tiempo. Esta canción siempre me gustó tanto por su ritmo como por la historia en la que cuenta cómo se hizo amigo de unos atracadores que le fueron a robar. Parece ser que la historia no es verdad, pero se le ocurrió componerla cuando presenció un atraco y a él no le hicieron nada al ser reconocido como "Sabina, ese que canta". Un tema para siempre que todo el mundo se sabe. 


9º: Voyage, voyage-Desireless: Desde Francia ese año nos llegaba una cantante un tanto ambigua que nos invitaba a viajar. Una canción que nunca pasa de moda y que fue un auténtico hit. Cuando estaba en el instituto vinieron unos estudiantes de Francia que dijeron que esta cantante no les gustaba nada.  Y aquí que la teníamos idolatrada... 



10º: Where the steets have no name-U2: Para cerrar la lista, nada mejor que hacerlo con uno de los mejores temas de la historia de la música. Perteneciente al memorable The Joshua Tree, el "crescento" de la intro de esta canción ya es historia. 


jueves, 2 de noviembre de 2017

Reseña: Ella lo sabe-Lorena Franco


Título: Ella lo sabe
Autor: Lorena Franco
Nº de Páginas: 536
Editorial: Plan B
ISBN: 9788417001094


SINOPSIS DE LA EDITORIAL: 

ELLA LO SABE.

DESCÚBRELO TÚ  

«Vi irse a María con Víctor el jueves a las dos y media de la madrugada. Él volvió y ella, desde entonces, está desaparecida.» 

La rutina de Andrea, una escritora de thrillers traumatizada por un horrible suceso del pasado y un matrimonio que está a punto de romperse, se ve interrumpida por la inesperada llegada de su cuñado. Víctor es un tipo silencioso y extraño del que no sabe nada.  

Su manía de fisgonear a través de la ventana de la cocina la vida de sus vecinos, la llevará a descubrir que una madrugada estival cualquiera, en la calle de la urbanización en la que vive y donde nunca pasa nada, su vecina María se sube en el coche de su cuñado. Él vuelve pero María no. 


LORENA FRANCO, LA ESCRITORA:  


Lorena Franco, nacida en Barcelona (1983), es actriz y presentadora. Ha participado en diversas series de Tv, programas, cine y publicidad a nivel nacional e internacional. 



Como escritora, ha ganado diversos certámenes literarios siendo alabada tanto por el público como por la crítica, escribe en diversos blogs y adora crear historias y adentrarse en ellas. 


IMPRESIONES: 

Hay libros que ya sabes que te van a gustar antes de haberlos leído. Y eso es lo que me ha ocurrido con Ella lo sabe, que con esa portada y lo que decía la sinopsis, sabía que lo iba a disfrutar como así ha sido. Os paso a contar. 


Andrea es una escritora que no logra terminar ninguna novela de las que empieza. Tras vivir una temporada en el centro de Barcelona en la misma calle donde se desarrolla su admirada novela La sombra del viento, decide mudarse a una urbanización a las afueras al sufrir un acontecimiento que la deja totalmente trastocada. En dicha urbanización no ocurre nada y se pasa todo el tiempo espiando a sus vecinos desde la cocina imaginando cómo serán sus vidas. 



Un día vuelve desde Estados Unidos su cuñado Víctor, con el que su marido no tiene una buena relación. Andrea empieza a sospechar que su vuelta está relacionada con algún asunto feo y empieza a tener miedo. Todo se complica cuando Andrea ve por la ventana a Víctor entrar en la casa de su vecina María, con la que tiene bastante relación. Ambos salen de la casa y se suben en un coche, pero luego Víctor vuelve y María no. ¿Qué ha ocurrido? ¿Le ha hecho algo mal Víctor a María


Yo siempre digo que el miedo que me gusta y con el que disfruto, a pesar de todo claro, es con el psicológico. Y eso es lo que sentí con Ella lo sabe: miedo a personajes inquietantes y que no sabes si en realidad son lo que dicen que son o si soy yo la que me estoy imaginando cosas que no son. O si es la escritora la que me está engañando. Ella lo sabe es un thriller psicológico donde no aparecen monstruos (en el sentido peroyativo de la palabra) ni fantasmas, pero llega a un momento en el que pasas (al menos yo) mucha inquietud. Recuerdo que una noche mientras estaba inmersa en su lectura, sentí miedo de verdad. De eso que no me quería levantar de la cama porque me metía tanto en la lectura y llegué a empatizar con la protagonista de tal manera, que yo también tenía total inquietud por lo que estaba pasando ahí.
  

Ella lo sabe pertenece a ese nuevo subgénero literario llamado “domestic noir”, ya sabéis novelas que transcurren en casas muy al estilo de La chica del tren (me huele que la escritora la leyó y trató de hacer algo parecido) o tantas otras que ahora abundan en la librerías. Andrea es un personaje con mucha inestabilidad emocional: no hace otra cosa que beber alcohol con pastillas mientras se pregunta si su vecino Antonio no será un asesino que saca los cadáveres de sus victimas en esas bolsas de basura que tira al contenedor o fantasea con que su vecina María es una mujer felizmente casada con su encantador marido, Carlos. Andrea está tratando de superar la muerte de su amiga, Clara que murió en extrañas circunstancias. 


La acción se desarrolla mayormente en la urbanización donde se fue a vivir Andrea. Es una urbanización de esas que tanto abundan en las grandes ciudades donde la vida es tan tranquila que aburre a sus habitantes. No ocurre nada, pero sin embargo ahí se desarrolla casi toda la acción. Ya sabéis, que este tipo de novelas están ambientadas en escenarios casi angustiosos, donde el lector ve que sí, que no hay ambiente ninguno ni monumentos históricos ni nada interesante para el visitante, pero sin embargo, toda la acción recae en los personajes, que se encuentran en un situación de angustia donde parecen no tener salida. También aparece algo de Barcelona, donde la escritora se nota que ha querido darnos a conocer su maravillosa actualidad, tristemente de actualidad estos días… Además, ahí se desarrolla la novela preferida de Andrea: La sombra del viento, que se convierte en el componente metaliterario de la historia. Sé que a mucha gente esta novela les encantó y la tienen entre sus preferidas, pero yo no fui capaz de acabarla, por lo que no he podido disfrutar de esta parte como supongo que disfrutarán  los que sí les gustó. Aún así, he decidido darle otra oportunidad a esta novela, tras leer Ella lo sabe. Ya lo había pensado en tiempos, pero ahora sí que lo voy a hacer. A ver si esta vez me gusta más y la puedo terminar.


   

Los personajes están muy bien desarrollados. La escritora juega con el lector y estás todo el tiempo dudando de si son lo que en realidad aparentan o no. Andrea es escritora de novela negra y también lectora de autoras actuales que seguro que conoceréis. También le gusta mucho Bon Jovi como a mí, así que esa coincidencia me hizo identificarme más con ella si cabe. Eso sí, como pequeña pega le pongo que en ningún momento salió el título de alguna canción, si no sólo que escuchaba a ese grupo. Creo que hubiera quedado muy bien decir qué era lo que escuchaba en concreto. Pero bueno, es una sugerencia, nada más. Eso sí, se hubiera agradecido saber qué canción era para meterte más en la acción, si cabe. Y más en mi caso que conozco casi todas las canciones de este grupo y no hay ninguna que me desagrade. 


El libro está escrito de una manera ágil donde abundan los diálogos y las frases cortas. En ella encontramos muchos giros inesperados donde muchas veces nada es lo que parece. Poco a poco el puzzle va encajando y, aunque hay algunas cosas un tanto inverosímiles, el resultado es bueno. El final quizá pueda ser ambiguo pero yo no quise que fuera el final que me estaba oliendo, ya que ese tipo de desenlace está algo manido y  puede quedar como un recurso fácil del escritor para salir del embolado en el que se encuentra.
 


La novela está narrada en primea persona y serán varios los narradores: Andrea (que será la protagonista principal), Nico, María, Carlos (el marido de María) y Víctor. Me gustan especialmente las novelas contadas desde diferentes puntos de vista y esta no ha sido la excepción. Creo que ha sido la mejor forma para ir conociendo la historia y a sus personajes.


CONCLUSION:


Aunque no es una novela redonda, el resultado es muy satisfactorio. No es redonda porque hay algunas cosas que chirrían un poco, pero ya os digo que es una lectura totalmente adictiva, donde quieres saber más y más. Yo me la bebí en pocos días y ya digo que llegué a pasar miedo y todo… Así que os la recomiendo sin dudarlo. Seguro que no os decepcionará. MUY RECOMENDABLE



 


 

 

 




lunes, 28 de agosto de 2017

El último adiós-Kate Morton


Título: El último adiós
Autor: Kate Morton
Editorial: Suma de Letras
ISBN: 9788483655467
Año de Publicación: 2015


SINOPSIS DE LA EDITORIAL: 

Todas las familias tienen secretos.

Y, para algunas, basta solo un acontecimiento para cambiarlo todo.

Un niño desaparecido...

Junio de 1933: en Loanneth, la mansión en el campo de la familia Edevane, todo está limpio y reluciente, listo para la tan esperada fiesta de solsticio de verano. Alice Edevane, de dieciséis años y escritora en ciernes, está especialmente ilusionada. No solo ha encontrado el giro argumental perfecto para su novela, también se ha enamorado perdidamente de quien no debería. Pero para cuando llegue la media noche y los fuegos artificiales iluminen el cielo estival, la familia Edevane habrá sufrido una pérdida tan grande que tendrá que abandonar Loanneth para siempre...

Una casa abandonada.

Setenta años más tarde: después de un caso especialmente complicado, Sadie Sparrow, investigadora en Scotland Yard, está cumpliendo un permiso forzoso en su trabajo. Refugiada en la casa de su abuelo en Cornualles, pronto comprueba que estar ociosa le resulta complicado. Hasta que un día llega por casualidad a una vieja casa abandonada rodeada de jardines salvajes y espesos bosques y descubre la historia de un niñito desaparecido sin dejar rastro... 

Un misterio sin resolver.

Mientras tanto, en el ático de una elegante casa en Hampstead, la formidable Alice Edevane, ya anciana, lleva una vida tan cuidadosamente planeada como las novelas policíacas que escribe. Hasta que una joven detective empieza a hacer preguntas sobre su pasado familiar en un intento por desenterrar la intrincada maraña de secretos de los que Alice ha pasado toda su vida tratando de escapar. 




KATE MORTON, LA AUTORA:  
Kate Morton nació en Australia en 1976. A parte de El último adiós tiene publicados La casa de Riverton, El jardín olvidado, Las horas distantes y El cumpleaños secreto. Todos de enorme éxito a nivel internacional. 








IMPRESIONES: 

Desde que leí La casa de Riverton, me hice adicta a esta escritora y leí todas sus novelas por riguroso orden cronológico. Así que cada vez que veo que publica algo nuevo, ya lo apunto en mi agenda como futura lectura sí o sí, sin ni si quiera leer la sinopsis. Entre otras cosas, porque siempre es el mismo tipo de historia: una familia que dejó en el pasado algún secreto que los descendientes tienen que descubrir. Y, en contra de lo que pueda parecer, no se trata siempre de la misma historia si no que cada una tiene unos personajes totalmente diferentes y de lo más interesantes. No echo de menos alguna novela de otro estilo ya que si tiene éxito con esta fórmula, es tontería cambiarla. Así que sigo esperando nuevas novelas de esta escritora, que ya es de mis preferidas. 



El último adiós gira en torno a la desaparición de un niño de sólo 11 meses. Personalmente el tema de las desapariciones de personas siempre me interesó especialmente y más si se trata de niños (yo viví de pequeña las misteriosas desapariciones del niño pintor de Málaga y el niño de Somosierra de las que todavía se habla). El hecho de que una persona desaparezca sin dejar rastro es algo de lo más inquietante, pero si se trata de un menor, la inquietud se convierte en una incertidumbre difícil de describir. Pero si sólo tiene 11 meses… ¿tuvo un accidente o fue secuestrado por alguien? 


Aquello sucedió en 1933. En 2003 (justo el año en que viví en UK) la investigadora Sadie Sparrow se toma unas “vacaciones” en Cornualles junto a su abuelo. Todas las mañanas sale a pasear a sus perros y es cuando ve una casa abandonada que le llama poderosamente la atención. Le pregunta a su abuelo por ella y el dice que se llama  Loanneth y que en tiempos perteneció a la familia Edevane. Alice se entera que desde que desapareció el pequeño Theo, la familia había huido a Londres. Entonces habla con un policía que investigó el caso y con Alice, una de las hermanas de Theo y ahora escritora de novelas. Alice se siente tan atraída por el caso que dice investigar para averiguar qué pasó aquella noche de 1933…





  
A parte de ser una novela de secretos familiares, hay otro ingrediente que se repite en esta novela, como lo ocurría en las otras: las protagonistas son mujeres. Primero está Sadie, policía que se ve obligada a dejar Londres por una imprudencia que cometió en un caso relacionado con la desaparición de una mujer. Luego está Alice, hermana del pequeño Theo. Siempre le gustó escribir y ahora es una escritora de éxito. Tiene un carácter peculiar y nunca estuvo casada. Finalmente está Eleonor, madre de Alice, quien sólo aparece en el pasado. La desaparición misteriosa de su pequeño le marcó para siempre. 


Otros personajes son: Bertie, el abuelo de Alice (que me recordó a un abuelo que conocí hace poco), Ben, el jardinero de los Edevane (un tipo con una vida muy peculiar) y Anthony, el marido de Eleonor y, por tanto, padre de Theo, quien en realidad es el verdadero protagonista de la novela. 

Como ocurre en las novelas de Kate Morton, la novela alterna el pasado y el presente. La del pasado ocurre en 1933, la noche del solsticio de verano (la famosa noche de San Juan, vamos) y la del presente en 2003. A mí me encantan este tipo de historias y, además, Kate Morton es experta en elllas. La más importante y principal es la del pasado pero la del presente también guarda algún secreto que otro… En 2003 Alice quiere aclarar qué pasó aquella noche de fiesta en la que desapareció el pequeño Theo.

La novela me enganchó desde la primera página hasta la última. Esta vez la novela no es tan lenta como las anteriores, lo que hizo que me metiera de lleno en su lectura más fácilmente. Si de algo pecaban las novelas de Kate Morton es que eran demasiado lentas y, a veces, le costaba adentrarse en la historia y a lector, a veces, le podía costar su lectura. Pero esta vez, al menos a mí me ha parecido más rápida.

  
CONCLUSION: 

Nuevamente Kate Morton me ha convencido y le ha salido una novela redonda. La novela es una especie de puzzle donde poco a poco vamos encajando las piezas y queda totalmente bien resulta. El único pero que le pongo es que hay una cosa del final que para mí sobró, pero que no tiene mucha importancia. Por lo demás, es una novela que no dudo en recomendar. MUY BUENA. 



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...