viernes, 22 de abril de 2011

Reseña de La Fórmula Preferida del Profesor (Yoko Ogawa)



  • Título: La Fórmula Preferida del Profesor
  • Autor: Yoko Ogawa
  • Editorial: Funambulista
  • ISBN: 9788496601376



Sinopsis de la Editorial:


Auténtico fenómeno social en Japón (un millón de ejemplares vendidos en dos meses, y otro millón en formato de bolsillo, película, cómic y CD) que ha desatado un inusitado interés por las matemáticas, este novela de Yoko Ogawa la catapultó definitivamente a la fama internacional en 2004. En ella se nos cuenta delicadamente la historia de una madre soltera que entra a trabajar como asistenta en casa de un viejo y huraño profesor de matemáticas que perdió en un accidente de coche la memoria (mejor dicho, la autonomía de su memoria, que sólo le dura 80 minutos). Apasionado por los números, el profesor se irá encariñando con la asistenta y su hijo de 10 años, al que bautiza «Root» («Raíz Cuadrada» en inglés) y con quien comparte la pasión por el béisbol, hasta que se fragua entre ellos una verdadera historia de amor, amistad y transmisión del saber, no sólo matemático…
Como dice en su postfacio el profesor León González Sotos, «asistimos al emocionado ajetreo, de venerable filiación platónica, entre la anónima doméstica, el también —¿innombrable?— Profesor y el pupilo Root. Entre idas y venidas, tareas caseras y cuidados piadosos a su muy especial cliente, éste va desvelando las arcanas relaciones numéricas que los datos cotidianos más anodinos pueden encerrar.»


Quién me iba a decir a mí, cuando era pequeña y odiaba las matemáticas, que una novela relacionada con esta materia me iba a entretener y gustar tanto. Este libro habla de la relación entre una asistenta y un profesor de matemáticas que tiene los recuerdos parados en 1975 (año en que tiene un grave accidente de tráfico) y cuya memoria dura exactamente 80 minutos. Sin embargo, no ha perdido su facultad con las matemáticas y se entretiene participando en concursos de revistas para matemáticos.


Vive solo en un pabellón apartado de la casa principal donde está su cuñada, la cual se encarga de pagar a la asistenta, pero le advierte que bajo ningún concepto acuda a su casa con algún problema. El panorama no es muy halagüeño, ya que además todas las asistentas anteriores apenas duraron ahí unas semanas.


Debido a su corta memoria, para él siempre la asistenta es una extraña. Sin embargo, la protagonista enseguida se tomará mucho interés en él preocupándose de su alimentación y prestando atención en todo lo que le cuenta sobre las curiosidades matemáticas.


Rápidamente el profesor se entera de que la asistenta tiene un hijo y le dice que puede pasar todas las tardes ahí, ya que es inhumano que un niño esté solo en su casa. Además así le ayuda en sus deberes escolares y puede ejercer con él como profesor en su asignatura odiada: las matemáticas, sí. El pequeño hace que le mejore el carácter y además, nada mejor que ver a un niño en la casa que necesita de su protección (aunque para él siempre sea un desconocido).


La narración corre a cargo de la asistenta, pero con la peculiaridad de que nunca sabemos su nombre. Como tampoco el de ninguno de los personajes. Solamente el hijo recibe el sobrenombre de “Root” (que significa raíz en inglés, ya que al profesor le recuerda la coronilla de su pelo al símbolo de la raíz cuadrada).


Lo que más me gustó del libro es la relación que se establece entre la madre, el hijo y el profesor. La madre y el pequeño establecen un pacto mediante el cual nunca pueden hacerle ver al profesor de que alguna de sus explicaciones ya ha sido dada (recordemos que su memoria sólo dura 80 minutos). Y bueno, para él, ellos siempre son unos extraños y sólo sabe quiénes son por las notas que lleva en su traje sujetadas con imperdibles.


Y no veáis lo que se aprende sobre números, teoremas, curiosidades...: que si los números primos, gemelos o amigos... Al final, hasta acabas amando esta asignatura: es sólo cogerle el tranquillo.


Como ocurre con las novelas de esta autora, en ella aparecen pocos personajes. La acción trascurre casi exclusivamente en el pabellón donde vive el profesor. Otra cosa muy importante en la historia es el béisbol (deporte al que es muy aficionado Root y que tantas pasiones despierta en Japón). Este deporte, aquí nos suena a chino prácticamente. Yo traté de informarme sobre él antes de leerlo, pero fue imposible entender algo. Aún así, no es imprescindible tener conocimientos de béisbol. Si veis que os aburrís cuando hablen de este deporte, os lo podéis saltar. Yo nunca me salto nada, ya que considero que hacer esto es una trampa.


Con béisbol o sin él, os recomiendo este libro sí o sí. Y si tenéis hijos, no dudéis en que lo lean también.

Debería de ser obligatorio en los institutos.


Lectura facilitada por Biblioteca Pública Jovellanos de Gijón.


P.D.: Para mí todos los días son el Día del Libro, pero por estas cosas de la vida, es hoy. Y que mejor forma de celebrarlo que con una reseña sobre una novela.


6 comentarios:

  1. A mí me gustó mucho esta novela también. Y con la parte del béisbol me aburrí un montón, pero no soy capaz de saltármela tampoco, jeje

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Mi opinión sobre la novela, no tan positiva, en mi blog: http://ellectoravisado.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. tengo que hacer un examen me lo he leido y el libreo es un rollo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo que no te gustase, es un libro de lo mejor.

      Eliminar
  4. hola ueria saber si me podes respndr algunas preguntas:
    1) ¿Por qué llaman Root al hijo de la protagonista?
    2) ¿Por qué despiden a la asistenta?
    3) ¿Qué método utiliza el profesor para recordar?
    4) ¿En qué situaciones sale el profesor de su casa?
    5) Describe a la cuñada del profesor.
    6) ¿Por qué ingresan al profesor?
    7) ¿En qué va a trabajar Root, al final de la novela?
    8) ¿Qué opina el profesor de los niños?
    9) ¿Qué opina el profesor de los números?
    10) ¿Cuál es la fórmula preferida del profesor?

    ResponderEliminar
  5. 1. Porque tiene el pelo en forma del símbolo de la raíz cuadrada (root=raíz)
    2. A la protagonista no la despiden (que yo recuerde), pero quiero recordar que deja la casa porque el profesor se va a un centro especial.
    3. La asistenta le pone unos letreros prendidos en la ropa con las cosas para recordar.
    4. No recuerdo si hay situaciones concretas, pero sé que salió cuando el partido de béisbol.
    5. La cuñada sale poco
    6. Creo que es porque se trastorna cuando sale a ver el partido de béisbol ya que le desorienta mucho.
    7. No recuerdo.
    8. Idem
    9. Idem
    10. Es una fórmula que descubre él.

    ResponderEliminar

¡Hola! Sin tus comentarios este blog no es nada, pero sólo aceptaré comentarios relacionados con la entrada. Para poneros en contacto conmigo, tenéis el e-mail al lado derecho del blog. ¡Muchas gracias!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...