martes, 3 de septiembre de 2019

Concierto de Bon Jovi en Madrid: luces y sombras en el acontecimiento del año

Cuando piensas que vas a escribir una crónica sobre un concierto das por hecho que todo va a ser positivo. O al menos, si hay algo que no te convenció, el resultado final va a ser que viviste una gran experiencia y que no la olvidarás nunca. Ya sea por sólo hecho de que que asististe a un espectáculo donde viste (y escuchaste) a uno de tus artistas favoritos; el caso que estuviste ahí y con eso ya vale, aunque igual no fue el mejor concierto de todos los que fuiste o la voz del solista no esté en su mejor momento. 

Y sí esto es lo que podría decir: que no fue el mejor y que la voz de John está muy resentida, pero yo lo disfruté como la que más. Pero no fue así. Lo siento, pero este concierto ha sido uno de los grandes fraudes que he vivido en mi vida. Y como una imagen vale más que 1000 palabras, nada mejor que dejaros el testimonio gráfico de mi insatisfacción:


Sinceramente, ¿Creéis que con una vista así se puede disfrutar de un espectáculo?


VISIÓN LATERAL: MENUDO MORRO QUÉ TIENEN 

Es cierto que en la entrada avisaban que el sitio ofrecía "visión lateral" pero me parece de una caradura tremenda que saquen a la venta estas entradas cuando ya saben que el escenario no se va a ver bien desde todo el estadio. Y si lo hacen, al menos que tomen las medidas necesarias y se dignen a poner más pantallas por el estadio para que la gente que vamos a estar sentados ahí, podamos ver el espectáculo que Bon Jovi va a ofrecer: porque por no ver no vimos ni el nombre de la banda o el logotipo. Es el día de hoy y me pregunto si yo vi a Bon Jovi o a quién vi (increíble pero cierto). 

Además, en nuestro caso tuvimos que coger estas entradas por un fallo con las anteriores que habíamos adquirido. Ana (mi acompañante) acudió a El Corte Inglés de Tarragona para comprar 3 entradas y ahí le dijeron que no quedaban (algo que no me acabé de creer, pero bueno). Ante semejante chasco decidió comprarlas con su móvil a través de Ticketmáster y por un error desconocido le vendieron 3 pero no estaban seguidas, de tal forma que las 3 personas que pensábamos ir teníamos que ver el concierto separadas. 

Intentamos por todos los medios que nos solucionasen el problema, pero claro, una vez que meten el dinero en la caja lo demás no importa nada ¿Verdad? 

Así que cuando quedaban como 3 meses para el concierto, como sacaron más entradas, decidimos probar suerte y poner a la reventa las que teníamos. Todavía no sé qué pasó, si sólo sacaron ese lateral pero el caso que elegimos esas. Nos pusimos muy contentas viendo que podíamos estar juntas pero nunca pensamos que a ese precio.... 

Yo vendí la mía a una chica de Sevilla que incluso me dio las gracias desde el estadio. Se veía bastante mejor pero no recuerdo muy bien la perspectiva. Conservo la foto todavía pero no creo que sea capaz de volver a mirar el sitio desde lo podía haber visto. Me alegro que haya cumplido su sueño gracias a mí, esa es la verdad. 

TENGO LA SENSACIÓN QUE NO ESTUVE EN ESE CONCIERTO

Esa es la sensación que tengo: que no estuve. Además de no ver el nombre o el símbolo de la banda, casi no vi a John (sólo vi una pequeña figura moviéndose a lo lejos). Yo siempre decía que no me importaba ver el espectáculo a través de las pantallas (en Gijón vi el concierto así y lo pasé como Dios). Ojalá hubiera sido así, porque lo vi todo como si fuera la "vieja del visillo" y la pantalla la vi casi de refilón

En los vídeos vi que había una puesta en escena preciosa con muchos juegos de luces y vídeos. Antes de empezar promocionaron productos de su marca (también sé que salió su hija Stephanie). Y como siempre ocurre en estos conciertos enfocaron a parte del público presente. Muy bien: pues yo no vi casi nada de eso. 

´
¡¡¡Ojala hubiera visto algo así!!!

Para colmo tampoco sentí la euforia del público (algo que te hace sentir un concierto). Entre que la acústica del Wanda es penosa y los gritos de la gente se diluyen y entre que estábamos en un lateral donde ya no había nadie más, sentí que yo estuve en un concierto en el que me dejaron entrar por pena. Y, señores, que yo pagué una buena cantidad de dinero y ante estos hechos yo quiero que me lo devuelvan. 


NO LO TENÍAN QUE HABER CELEBRADO EN EL WANDA

Había oído hablar mal de este estadio pero es evidente que se quedaron cortos. Desde una grada alta como la que estaba yo, el sonido dejaba mucho que desear y como decía antes, la euforia del público se pierde. En todos los conciertos que se están celebrando la gente se queja del mal sonido desde muchas gradas, pero también es verdad que el escenario se ve desde todos los sitios.

Como os decía, no fue el caso de Bon Jovi. Estoy viendo muchos vídeos de gente que tenía una perspectiva como la mía o parecida con ángulos muertos por todos lados. ¿Qué clase de organización es esa? ¿Cómo se puede celebrar un concierto en un estadio donde hay infinitas gradas que van a tener una perspectiva nefasta? ¿Os parecería bien ir a un cine y sentaros en una butaca desde casi no se ve nada? ¿O que los Óscar se celebrasen en un teatro donde sólo ven el show los 4 que están en la primera fila? 


Eso es lo que me gusta de John: la garra que pone (lo siento, chico, pero no me dejaron verte). 

Amigos de Live Nation: así no. Así no se organiza un evento. Si estáis viendo que el escenario de Bon Jovi no se va a ubicar bien en el Wanda, celebrarlo en otro lugar aunque tenga menos aforo. Va a ir menos gente pero al menos todo el que va a asistir lo va a disfrutar. Y es de lo que se trata cuando se celebra un concierto: de que la gente disfrute de un espectáculo, no de sentirse como una cotilla que está ahí sin poder ver nada. Como me sentí yo y todos los que tuvimos la desgracia de estar en esas gradas horribles desde las que sólo pudimos escuchar unas canciones pero no vimos nada más. Y que para eso ya tenemos el Spotify o cualquier otro tipo de soporte con el que escuchamos música. Porque hoy en día damos un click y ya vemos un concierto (os aseguro que vi conciertos en Youtube que sentí más que lo del otro día en el Wanda). 


NOTA DEL CONCIERTO: SIN CALIFICAR

Así que teniendo en cuenta mi escasa perspectiva en este evento, de forma honesta no le doy ninguna calificación. Era evidente los graves problemas en la voz de John y por lo que pude ver (o intuir) sacó el concierto de forma totalmente decente. Pero nada más. Yo no sentí nada especial y no por culpa de él, precisamente, sino por culpa de una pésima organización que permitió que muchos de los asistentes nos tuviéramos que conformar con las sobras (hablando metafóricamente). 

Ante semejante estafa, mandé un email a la empresa organizadora (LIVE NATION) pero todavía estoy esperando su respuesta. También hubo una abogada que se ofreció a ayudarnos a los damnificados de forma gratuita. No volví a saber nada más de ella, pero espero que llegue a buen término la reclamación que merecen. Y si no hay novedades, pienso ir a la oficina del consumidor. Yo creo que nos tenían que indemnizar por daños y perjuicios visto lo visto


LA GENTE QUE NOS CONOCIMOS EN EL CONCIERTO: LA PARTE POSITIVA

Pero como todo en esta vida tiene una parte positiva, este concierto me hizo vivir experiencias inolvidables. La primera fue conocer a Ana: mi amiga, mi socia, compañera de fatigas, pañuelo de lágrimas y la persona más divertida que vi nunca ¡¡¡ya nos estamos preparando para la próxima!!!


jajaja...nada salió como esperábamos, pero que tuviera que intervenir hasta la Policia fue demasiado... 


A la salida pasó a saludarnos María José del grupo Bonjoveros por el mundo, que me ayudó con el Cabify y también en otra ocasión a través del whataspp, buscó ayuda en su trabajo por un pequeño problema que tenía con el ordenador. ¡¡¡MIL GRACIAS POR TODO!!! En la foto también está Elvira de Asturias, que estuvo en Gijón 96 (aquello dejó el listón muy alto). 



Y como el que la sigue la consigue y era evidente que nos teníamos que ver sí o sí a la salida, apareció Elsa ¡¡¡QUÉ ILUSIÓN NOS HIZO A TODAS VERNOS POR FIN!!!


Con mis Tauros favoritas, ya sabéis ¡¡¡la próxima nada de gradas!!!


También vimos a otras personas de Facebook como Vanessa y una pareja que no sé quiénes son pero que fueron muy agradables también: 


Con las camisetas de La Tostadora que nos quedaban tan bien


Y por último saludar a toda la gente que estaba en el Hotel Osuna: 

- A las 2 chicas que vimos a la entrada y con las que me encontré en el baño en el Wanda

-A las otras 2 chicas de Cádiz con las que compartimos el taxi a la ida (me acuerdo que una se llama Delia pero la otra no recuerdo el nombre, lo siento). 

-A otras 2 chicas de Almería con las que compartimos el taxi a la vuelta desde Canillejas (poner el Siri en "modo coche" no nos llevaba a ningún sitio jajaja...). 

-A toda la gente con la que estuvimos hablando en la cafetería o en la piscina y con la que estuvimos comentando la jugada (siento haber estado en "modo criticón" todo el tiempo pero esa grada lateral me dejó muy mal sabor de boca ¡sniffff!). 

-También a Montse y las otras chicas de Ribadesella, así como a Verónica de Segovia, que por cosas de la vida al final no nos pudimos encontrar con ellas en ningún sitio. Otra vez será. 

-Y por supuesto a todo el personal del Hotel Osuna por su amabilidad durante toda nuestra estancia en Madrid. Por cierto, no éramos de ninguna peña pero lo parecíamos jajaja... 



Y como no a la ciudad de Madrid por habernos hecho disfrutar de este acontecimiento con sus luces y sus sombras. Lo pasamos pipa, a pesar de todo y esperamos volver porque si dicen que de Madrid al cielo por algo será. Porque Madrid es mucho Madrid y siempre te hace disfrutar. Yo siempre digo que Madrid une y es verdad. Un saludo muy especial tanto a Ramiro, el conductor del Cabify de la ida (esa música latina me descolocó un poco jajaja) y al último taxista que nos dio una vuelta por la capital.  



Y por supuesto a John Bon Jovi que aún no teniendo su mejor día lo dio todo y más. Y aunque mi ubicación era nefasta, noté su entrega en todo momento y fui participe de animar al personal para que no se viniera abajo. Y al fin al cabo fue el causante de todo lo bueno que vivimos ahí. ¡Prometo volver a verte la próxima vez! 

lunes, 2 de septiembre de 2019

Reseña: Un secreto-Alejandro Palomas

Resultado de imagen de un secreto alejandro palomas

Título: Un hijo
Autor: Alejandro Palomas
Editorial: Destino
Nº de Páginas: 256
ISBN: 9788408205432
Año de Publicación: 2019

SINOPSIS:  

Es que como Nazia es mi amiga y desde Navidad vive con papá y conmigo porque es mejor, ahora es mi hermana de acogida, que es como si fuera una hermana de verdad pero sin transfusión y eso quiere decir que nos lo tenemos que contar todo, hasta los secretos más secretos. Aunque el secreto más gordo de todos Nazia no se lo ha contado a nadie porque su madre le dijo que si lo hacía, ella se moriría de pena.

Pero al final, como somos casi hermanos, me lo ha contado.

IMPRESIONES: 
Como me gustó tanto Un Hijo, decidí leer esta segunda parte (que tengo firmado el ejemplar por el propio autor). Sin embargo, tengo que decir que esta vez no disfruté tanto como la primera (a mí me suele pasar aquello de "segundas partes nunca fueron buenas"). 
Esta vez la protagonista es Nazia, amiga de Guille y que también salió en la primera parte. Ambos viven juntos debido a que el padre y hermano de Nazia están en la cárcel. Después de la Navidad, los alumnos tienen que hacer un dibujo de sus vacaciones y el de Nazia parece que deja entrever que su vida no es fácil. Y otra vez, María, la profesora y Sonia, la psicóloga la quieren ayudar. 
Nuevamente, el lector va conociendo las piezas de un puzzle que no encaja y al final todo tiene sentido. De una manera emotiva y a través de los ojos inocentes de los niños, el autor nos acerca a una historia dura pero con final feliz. 
No digo que no me haya gustado, pero me recordó demasiado a Un amor. Otra vez un dibujo es la clave de todo y otra vez Sonia y María tratando de desenmascarar lo que le sucede a Nazia. Si en Un amor estuve todo el tiempo en vilo para saber qué le había ocurrido a Guille, esta vez no sentí lo mismo  Lo siento, pero era como estar leyendo Un amor pero con Nazia como protagonista. 
Por lo demás, el autor dota a los personajes de mucha ternura y convierte la historia en entrañable y bonita. Vemos las ocurrencias de los niños ante las adversidades de la vida. Pero ya os digo que me parecía que estaba leyendo Un amor otra vez y me resultó algo repetitivo. 

CONCLUSIÓN
Con esta reseña no quiero desanimar a nadie a leerlo, ya que es una valoración personal. Vuelvo a repetir que es una historia con un trasfondo entrañable y emotivo. Sin embargo, a mí me me daba la sensación de estar leyendo Un amor pero con otra historia y por eso me gustó menos. 







lunes, 29 de julio de 2019

Cerrado por vacaciones


Este blog permanecerá cerrado hasta septiembre. Espero publicar la reseña del libro que estoy terminando, la entrevista que había prometido y la crónica del concierto de Bon Jovi, que ya os aviso no va a ser como podía esperar. ¡¡¡FELICES VACACIONES!!!


lunes, 8 de julio de 2019

Canción para hoy: This House is not for Sale-Bon Jovi

Escribo esta entrada el sábado 6 de julio con unos nervios enormes para el concierto del domingo de Bon Jovi (que cuando se publique esta entrada ya habrá acabado). Por este motivo os dejo la canción que da nombre a esta gira y a esta canción: This House is not for Sale. Y, por supuesto, prometo crónica. Y os comento que voy a ver si intento por todos los medios quedar a la salida con la escritora Mar Carrión (ya os contaré todo).

Espero que tengáis una feliz semana. ¡Y no paséis mucho calor!




These four walls have a got a story to tell
The door is off the hinges, there's no wish in the well
Outside the sky is coal black and the streets are on fire
The picture windows cracked and there's no where to run
I know, I know
This house is not for sale
I set each stone and I hammered each nail
This house is not for sale
Where memories live and the dream don't fail
This house is not for sale
Coming home
I'm coming home
Drove a spike into the ground and I staked my claim
Standing on the dirt where they'll dig my grave
Now what built these walls is in my veins
No time for looking back, the wolf is at the door
This heart, this soul
This house is not for sale
I set each stone and I hammered each nail
This house is not for sale
Where memories

martes, 2 de julio de 2019

Expo Yo fui a EGB: Un viaje por el tiempo


Los que me seguís desde hace tiempo sabéis que me encanta todo lo relacionado con el fenómeno Yo fui a EGB. Ya sabéis, esa época en la que sólo había 2 cadenas (como mucho llegaron a ser 5) y en la que la mayor tecnología era la calculadora Casio.

Y como la nostalgia siempre vende, Yo fui a EGB no para de crecer y crecer. Todo empezó en una página de Facebook, luego le siguió un blog y finalmente haciendo un homenaje al papel, se publicó un libro. Y luego llegaron 3 más. Y también un juego de mesa. Y una gira. Y por último una exposición: La Expo de Yo fui a EGB (que no la de Sevilla, sino la de Gijón). 

Así que en cuanto me enteré que se iba a celebrar en mi ciudad este evento, sabía que tenía que ir sí o sí. 




Nada más encontramos el coche de esta época: el Seat 600. ¿Quién no montó alguna vez en uno?


Una vez dentro del recinto (en Gijón era el Palacio de Revillagigedo) es cuando empieza el viaje en el tiempo, con el kiosko de toda la vida o la tienda de ultramarinos donde hacíamos la compra de la semana: 


Las revistas, los cromos, las chuches ¿Os acordáis?

La Casera, el detergente Elena, el Norit para las prendas delicadas... 


Los pases son cada media hora desde las 12:00 hasta las 21:30. En cada pase te ponen el vídeo de una azafata que nos invita a un viaje por el tiempo. Aunque lo grabé en vídeo, prefiero no ponéroslo, ya que tampoco quiero meteros tantos spoilers y es mejor que la disfrutéis sin saber lo que hay con detalle. Sólo os digo que a pocos días ya para el concierto de Bon Jovi, en ese vídeo aparece un famoso vídeo de ellos. De verdad, no me lo podía ni creer pero es cuando empecé a calentar motores para el concierto. Os comento que la semana anterior había estado con mucha angustia pensando en el viaje y con pocas ganas de ir. Esa fue la primera señal de que tenía que ir sí o sí. 

Pero ahí no acabó todo. En el primer piso (dedicado a la música), nada más subir las escaleras, me encontré con esto: 


Era como que esa exposición me daba señales para que disfrutara y me dejara de miedos y angustias. Por supuesto, que sonaba el Living on prayer de vez en cuando. 

De verdad, que me sentí como Marty McFly: viajando por el pasado. Ahí encuentras recuerdos de todo tipo que te transportan a otra época; algunos que ya no recuerdas pero están ahí en algún lugar de tu cabeza y de repente salen.

 

¿Os acordáis de esta cocina?


Por supuesto, no faltaba el Cola Cao




Y las revistas... 


...que luego leíamos en la peluquería


¡¡¡No se ría, no se ría!!!


Por supuesto, había que ir a clase 


Los playeros de Vitoria y esa cartera de colores que perdía continuamente y siempre aparecía


¡¡¡¡SI ME QUERÉIS IRSEEEEEE!!!!


Volviendo a la música, aquello si que eran entradas y no las de ahora que son un cacho de papel...


La Rosaura, los Juegos Reunidos... 


No podía faltar el Naranjito (os soplo que tenía novia y se llamaba Clementina). 


Y, por supuesto, mi foto con Espinete 


Esos teléfonos de disco


La mercromina que nos ponían cuando nos caíamos, la primera colonia Chispas, la Ragatza cuando entrábamos en la adolescencia. 


La pandilla de Sensación de Vivir con Brando, Dylan (DEP), Brenda... 


Los chinitos de la suerte, el cubo de Rubik, el ratón de Pelikan (que me lo regaron por el ratoncito Pérez...¡cuando odiaba los ratones!). 




¡Jon Bon Jovi en Gijón! La foto es de Jaime, aquel fotógrafo que cubría todos los eventos y luego vendía a la gente. Por desgracia, nos dejó el año pasado. (D.E.P.).



Como no olvidar a los reyes de la música


Y como no: la música que escuchábamos de pequeños 


Y estas fotos son sólo una pequeña muestra de lo que podéis encontrar en la exposición. También se puede jugar al Un, dos, tres…, ver los anuncios de la época (como el de la mujer del Pronto que volaba), montarse en las bicis de Verano Azul e incluso ir a clase con una profesora que pone a prueba tus conocimientos “egeberos”.



Y el destino que me encontrase ese día con Mercedes, una compañera del taller de escritura del Centro Municipal El Llano a quien le encantan estos recuerdos también y muchas veces a la salida del taller hablamos de ello. ¡¡¡No veáis lo que me prestó encontrarla! (prestó: gustó)


Al final hablé con uno de los organizadores de esta exposición y le di las gracias (especialmente por lo de Bon Jovi). Pertenecen a Metrópoli, que también son los encargados del Festival que hay en Gijón todos los veranos. Según nos contó, la exposición está supervisada por los autores de Yo fui a EGB. Lo que no sé si piensan ir por más sitios pero viendo la expectación causada, supongo que se hará en otras ciudades, aunque no sé si la organización la llevarán otras personas. 

De verdad, que superó todas mis expectativas y sentí como que la exposición me hablaba (hasta pienso que alguien de la organización me conoce jajaja). Y bueno, espero que la hagan en vuestras ciudades o en alguna cercana y aprovechéis y la veáis ¡seguro que no os va a decepcionar!


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...