domingo, 2 de enero de 2011

Reseña de Claire se queda sola (Marian Keyes)

Mi primer post del año va del último libro que leí el año pasado. Tenía ganas de leer de Marian Keyes, la nueva Danielle Steele de la literatura romántica-femenina. Al leer sólo una novela de la irlandesa, no puedo sacar todas las diferencias con la norteamericana (o bueno, estadounidense, que sino la Leti me mata...), pero de momento presiento que su literatura es de una calidad ligeramente inferior y la temática bastante diferente. Además, mientras Danielle Steele se rodea de lujo y belleza, Marian Keyes es más normal en ese sentido y sus personajes ni son tan perfectos ni tan demoniacos como los de Danielle (a la le gusta ese juego del bien y el mal que tanto nos enseñenaban en los juego infantiles).


Dejando las comparaciones a un lado, decir que este libro es el debut de Marian Keyes como escritora. Por este motivo, se nota una escritura demasiado sencilla, lo que puede dar lugar a cierto aburrimiento cuando lo lees. Es cierto, que muchas veces preferimos leer algo no demasiado complicado para no estrujarte los sesos; pero en este caso esa sencillez es abrumadora. Quizá sea tan fácil de leer, que puede sonar a demasiado infantil (no sería la primera vez que quiero releer mis lecturas infantiles, especialmente las de Barco de Vapor, y tengo que cerrar el libro por encontrarlo demasiado facilongo). Y eso, que aquí la lectura no es precisamente para niños, así que percibimos que su, llamémoslo sobriedad, se debe a un estilo con escasa calidad literaria.


El libro está escrito en primera persona, así que es la protagonista de la historia (Claire) la que se está dirigiendo al lector como si se tratase de un diario personal. Pero no nos encontramos con un diario al uso al estilo del soporífero Diario de Bridget Jones con sus fechas y sus días y lo que come y deja de comer, sino que Claire commienza presentándose a si misma, contando que es una chica irlandesa residente en Londres y cómo dejó de ser su vida perfecta justo el que es el día más feliz para toda mujer: el nacimiento de su hija. Justo ese día su marido la abandona por su vecina de arriba. Y no sabremos más de él, hasta más o menos la mitad del libro... Parece ser que ni al Registro Civil fue a inscribir a la neófita, ya que ni su nombre sabe... Sorprendentemente, ya no sólo pasa de la mujer, sino que la hija le importa un comino. Claire tiene que enfrentarse a su maternidad en solitario y para ello decide volver a su Dublin natal con su peculiar familia. Y aquí encontramos el gran fiasco del desarrollo de la historia, ya que la familia es presentada como una réplica de la familia Adms a la irlandesa: con una madre que no cocina y sólo ve culebrones, un padre que no pinta mucho y 2 hermanas a cada cual más peculiar (una es medio hippie y medio bruja y la otra es borde a más no poder). Con estos ingredientes, el pastel podía salir perfecto; sin embargo el resultado no pudo ser más pésimo: las risas lucen por su ausencia y las situaciones son más bien insustanciales y prescindibles. No son más que anécdotas que no van más allá de lo cotidiano en una familia de clase media de las de siempre. Al parecer, otras 2 hermanas de Claire, son protagonistas de sendas novelas (pero aquí son nombradas de paso).


Dejando atrás estos defectos, lo cierto es que con Claire empatizas: su decepción y perplejidad al principio, su posterior depresión post parto acompañada de alcohol y su resurgimiento final, hace que en todo momento la cojas cariño y sea lo que de verdad le importe al lector. Ella deja claro que no se trata de una novela rosa con final feliz y en ese sentido, son graciosos sus pensamientos cuando ciertos hombres quieran pedirle perdón. Ni que decir tiene que en la vida de Claire aparece un nuevo príncipe ázul o no tan ázul... Y sí, tiene un final féliz, pero es cierto que no suena a novela rosa. O bueno, quizá suene a lo mismo: la prota acaba bien (aunque el malo se lleva su merecido, eso sí).


En conclusión, nos encontramos con un debut algo fallido de Marian Keyes que no quita para que no vuelva a leer otros libros de ella.



Lectura facilitada por la Biblioteca Jovellanos de Gijón.


2 comentarios:

  1. Me encanta esta escritora. De lo mejorcito de literatura femenina!!

    ResponderEliminar
  2. Precisamente ese libro no lo he leído pero puedo decirte que sus últimas obras están francamente bien.

    ResponderEliminar

¡Hola! Sin tus comentarios este blog no es nada, pero sólo aceptaré comentarios relacionados con la entrada. Para poneros en contacto conmigo, tenéis el e-mail al lado derecho del blog. ¡Muchas gracias!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...